Puntualizando a Españistán

Circula estos días un vídeo de dibujos que explica el proceso que condujo a la crisis en España titulado Españistán. El vídeo está muy bien hecho y es bastante bueno, pero merece alguna puntualización.

Hay un par de frases de importancia capital que probablemente pasen desapercibidas al público (minuto 5:15):

“El país traía más y más dinero del futuro”

“No es que nuestra habilidad para crear riqueza trajese crecimiento. Sino que el único motor de creación de riqueza era el crecimiento en sí, y ese crecimiento sólo existía gracias a la deuda”

Esto nos alerta de que en el vídeo falta el gran culpable de todo esto: el banco central y su política de mantener los tipos de interés demasiado bajos durante demasiado tiempo. Efectivamente esto alentó a toda la cadena gracias a que todos veían (veíamos) que el dinero era muy barato. Toda la cadena se explica mucho mejor por este aluvión de dinero barato que por la varias veces mencionada Ley del Suelo.

Las dos frases dibujan el hecho de que el dinero en realidad no era tal, no era riqueza real, sino meros apuntes contables en forma de deuda en la esperanza de que alguien la pagase algún día. Era una ilusión. Sólo éramos ricos en apariencia. Y eso se paga tarde o temprano.

Me parece incorrecto por parte del vídeo decir que la Ley del Suelo privatizó el mismo, porque la conversión de un terreno en urbanizable dependía enteramente del ayuntamiento de turno. No fueron pocos los escándalos de corrupción de políticos para conseguir recalificaciones. Esto indica que privado, lo que se dice privado, no era. Era por supuesto mangoneado por lo público.

Desde el lado político hay unos palos enormes y merecidos a Aznar. Pero hay un personaje muy importante en esta historia que pasa de puntillas, apenas aparece 6 segundos y del cual no se dice el nombre. Y sin duda es tan culpable sino más que el anterior.

Efectivamente hablo del inepto presidente ZP, gestor de este país desde 2004 hasta 2008. No solo no hizo nada por frenar la burbuja sino que metió más madera al fuego. La aceleración de los índices de precio de vivienda y de empleo en el sector de la construcción durante su primer mandato son una buena muestra. Más culpable cuando curiosamente su asesor económico y posterior Ministro, el “bombillasSebastián alertó en un artículo de 2003 de los peligros de la burbuja inmobiliaria. Y no hicieron nada.

Curiosa omisión ¿no?

El espíritu y las propuestas de ¡Democracia Real YA!

300608395Me uní y apoyé las movilizaciones de Democracia Real YA por el espíritu que emanaba. Éste era el espíritu que había en las manifestaciones del 15-M:

  • Hartos de la corrupción.
  • Hartos de que los imputados sigan en las listas.
  • Hartos del “y tú más” en que se ha convertido la política como excusa a cualquier error propio.
  • Hartos de que nadie dimita ni asuma responsabilidades.
  • Hartos de la partitocracia de listas cerradas y al servicio del partido y no del votante.
  • Hartos del paro creciente.
  • Hartos de recortes sólo para los ciudadanos de a pie.
  • Hartos de los privilegios de la casta política. Para ellos no hay recortes.
  • Hartos de subidas de impuestos.
  • Hartos de que sí que haya dinero para los banqueros. Y de que nos lo quiten a nosotros para dárselo a los ellos.
  • Hartos de la connivencia y el encamamiento de los partidos gobernantes con las élites del poder.

Nada de ideologías ni partidismos.

Posteriormente apareció en la web una serie de propuestas que se supone que reclama el movimiento. Estas propuestas tienen un claro sesgo muy a la izquierda y están trufadas de recetas fallidas, altamente intervencionistas y que sólo nos pueden hundir más en la crisis.

Simpatizo enormemente con el espíritu que había en las manifestaciones del 15-M, pero me opongo rotundamente a la mayor parte de esa lista de propuestas. Opino que reforzar el Estado sólo daría más poder a aquellos contra los que se está protestando. Una vez que tengan aún más poder lo seguirán utilizando para lo mismo que hasta ahora: para favorecer a sus amigos y a los poderosos.

El Partido Libertad ha publicado una propuesta alternativa con un enfoque liberal bajo el título de “Libertad Real YA”, con la que estoy muchísimo más de acuerdo. Echadles un vistazo y pensad que para las propuestas de Democracia Real YA no hay dinero que lo sostenga, y que más intervención sólo da más poder a aquellos que han abusado de él.

Francamente hubiese preferido que el movimiento se hubiese quedado en su espíritu original ya que propuestas con sesgo ideológico le restarán fuerza. A mí me están echando de él.

Foto de Enrique Dans en Twitpic.

Obligaciones estatales y alternativas

A colación de los tristes sucesos del terremoto de Lorca se ha oído mucho en los medios hablar y presumir de que la normativa de edificación sismo-resistente obligatoria a partir de 1971 (aprox.) ha evitado muchos derrumbamientos, lo cual casi con toda seguridad sea cierto.

  • Estando en contra de prácticamente toda imposición estatal hice un ejercicio de liberalismo-ficción pensando en cómo un mercado libre daría solución a este tema, sin la existencia de esta obligación. Por ejemplo:
  • A mí, y supongo que a casi todo el mundo, me interesaría comprar una vivienda sismo-resistente. Por lo tanto sólo compraría este tipo de construcciones.
  • Existirían sellos de calidad (alguna entidad privada) que certificase la sismo-resistencia de un edificio, lo que lo haría más atractivo a compradores. Una especie de EuroNCAP de edificios.
  • Los seguros de hogar para edificios sismo-resistentes serían sin duda mucho más baratos, creando un nuevo incentivo para construcciones de este tipo.
  • (y una conclusión políticamente incorrecta) Al no existir esta obligación, las viviendas que no empleasen esa técnica serían mucho más baratas. Por lo tanto más accesibles a quien aceptase libremente correr ese riesgo y/o por ejemplo no tuviese medios para comprarse una vivienda sismo resistente. Al fin y al cabo es mejor, en mi opinión, dormir en una vivienda no-tan-segura (recordemos que es un suceso altamente improbable) que en la calle.

Una analogía muy buena puede ser el mundo del automóvil, en el que los fabricantes introducen cada vez más medidas de seguridad sin que por supuesto el Estado tenga nada que ver en ello. ¡Y la gente las compra! ¡Maldita libertad!

Reflexión adicional: Cada obligación que se introduce, como por ejemplo la nueva obligatoriedad de instalar placas solares en los edificios, encarece el precio de la vivienda. Lógicamente esto hace más inaccesible la vivienda al segmento más pobre de la población.

Nueva ¿paradoja?: el socialismo, intentando ayudar, finalmente lo que hace es perjudicar a los pobres.

O como dice Jimenez Losantos: "solo los ricos pueden permitirse el lujo de ser socialistas".

La semana liberal (8-may-2011)

El Axioma de la No Agresión – Murray Rothbard

Texto del libro “Manifiesto Libertario” de Murray Rothbard, uno de los más grandes pensadores liberales (las negritas son mías).

Visto en el blog de Jorge Valín.

EL CREDO LIBERTARIO descansa sobre un axioma central: de que ningún hombre o grupo de hombres puede tener el derecho de agredir a la persona o a la propiedad de cualquier otro. Esto puede ser llamado el axioma de la no agresión. Agresión es definida como la iniciación del uso, o la amenaza, de violencia física contra la persona o propiedad de cualquier otro. Agresión es consecuentemente sinónimo de invasión.

Si ningún hombre puede agredir a otro; si, en breve, todos tienen el derecho absoluto de ser libres de agresión, entonces esto desde ya implica que el libertario lucha firmemente por las que son generalmente conocidas como "libertades civiles": la libertad de expresión, de publicación, de asamblea, y de participar en tales crímenes sin víctimas como la pornografía, la desviación sexual y la prostitución (las cuales el libertario no considera como crímenes en absoluto, ya que él define a un crimen como la violenta invasión de la persona o propiedad de otro). Además de esto, él considera a la conscripción como esclavitud en una escala masiva. Y ya que la guerra, especialmente la guerra moderna, involucra la masacre en masa de civiles, el libertario considera a tales conflictos como asesinatos en masa y, consecuentemente, totalmente ilegítimos.

Todas estas posiciones son ahora consideradas "izquierdistas", en la escala ideológica contemporánea. Por otra parte, ya que el libertario también se opone a la invasión de los derechos de propiedad privada, significa ello también que él, con la misma resolución, se opone a la interferencia gubernamental en derechos de propiedad o en la economía de libre mercado a través de controles, regulaciones, subsidios, o prohibiciones. Pues si cada individuo tiene el derecho a su propia propiedad, sin tener que sufrir una depredación agresiva, entonces él también tiene el derecho de regalar su propiedad (legado y herencia) y de intercambiarla por la propiedad de otros (libre contrato y la economía de libre mercado), sin interferencias. El libertario favorece el derecho a la propiedad privada sin restricciones, y al libre intercambio, por lo tanto, a un sistema de "capitalismo laissez-faire."

En la terminología actual, nuevamente, la posición libertaria con respecto a la propiedad y la economía sería llamada "extremadamente derechista." Pero el libertario no ve ninguna inconsistencia en ser izquierdista en algunos temas y "derechista" en otros. Por el contrario, él ve a su propia posición como virtualmente la única consistente, consistente en nombre de la libertad de cada individuo. ¿Por qué cómo puede el izquierdista estar opuesto a la violencia de la guerra y al reclutamiento mientras al mismo tiempo apoya a la violencia de la imposición de impuestos y al control gubernamental? ¿Y cómo puede el derechista pregonar al son de la trompeta, su devoción a la propiedad privada y a la libre empresa mientras al mismo tiempo está favoreciendo a la guerra, al reclutamiento y a la proscripción de actividades y prácticas no invasivas que él considera inmorales? ¿Y cómo puede el derechista favorecer a un libre mercado mientras no ve nada improcedente en los vastos subsidios, distorsiones e ineficiencias improductivas que atañen al complejo militar-industrial?