Degradación democrática

Esta semana hemos vivido el esperpento de la Ley Sinde. Tanto por el contenido como por el esperpéntico espectáculo que ha dado el Gobierno en su afán de colar aprobar la ley a toda costa.

La ha incluido de rondón, como disposición adicional, en la Ley de Economía Sostenible, que no tiene nada que ver. Posteriormente para hurtar el debate en el Pleno del Congreso, intentó su aprobación en una Comisión de Economía donde el debate es mínimo ya que se supone que son asuntos de gran consenso. Ya se vió finalmente, que el consenso era en contra. Por último al ver que no conseguía los apoyos, intentó negociar y comprar el voto a CiU.

En fin un espectáculo de artimañas torticeras que insultan la transparencia que debe regir la vida democrática.

No sólo las formas sino el fondo de la ley Sinde también es una burla al Estado de Derecho. Se pretende vulnerar flagrantemente el derecho a una tutela judicial efectiva sustituyéndolo de facto por la decisión de una comisión administrativa en un asunto tan grave como es la publicación en la web. Porque esta ley se puede aplicar tanto a webs de descargas como a blogs de opiniones críticas con el poder establecido a poco que se descuiden con una foto que pertenezca a otra persona. En fin, dos atentados a dos pilares que sustentan el Estado de Derecho democrático. Creo que en su altísima poltrona estos señores han perdido toda noción de cuales son los principios básicos que deben defender.

Pero el de la Ley Sinde no es el único caso de maniobras torticeras. Ayer mismo el Congreso aprobó la Ley del Servicio Postal por la que se liberaliza el servicio de correos. En esta ley hay un artículo para… ¡¡darles 80 millones de euros a las concesionarias de autopistas de peaje, ya que tienen mucho menos tráfico del esperado y pueden quebrar!! ¿Qué coño tiene que ver la velocidad con el tocino, el servicio de correos con las concesionarias de autopistas?

El tema es que esta generosa dádiva (con mi dinero y el tuyo) había sido rechazada anteriormente en la votación de los Presupuestos Generales. Pues la han colado aquí como bien podrían haberla colado junto a la ley Sinde en la Ley de Economía Sostenible. Aquí incluso hubiese tenido sentido, ya que se trata de “sostener” a unas concesionarias.

Por supuesto, ni hablar de tocar los privilegios de sus señorías . ¿Qué es eso de dar ejemplo y apretarse el cinturón en estas épocas malas? Eso no va con ellos.

Estamos en una situación en la que los políticos se ríen a nuestra cara, no tienen respeto por nosotros ni por los principios democráticos. En cierta forma siempre fue así, pero al menos se mantenían las formas. Como muestra del cabreo que tengo con ellos, y porque V de Vendetta es inspiradora de que ante esta degeneración del poder hay que resistirse y luchar contra ella, cambio mi imagen del Twitter por la famosa máscara.

Anuncios

One response to “Degradación democrática

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s