Sobre la temática de este blog

Empecé escribiendo blogs un tanto por curiosidad ante este nuevo medio. Descubrí que era, y para mí sigue siendo, una ventana al mundo donde dejar un rastro de mis pensamientos en lo que podría ser el libro de aquel dicho de “un árbol, un libro…”. Otras veces lo que me mueve es hacer de mis artículos una válvula de escape para el pataleo y protesta.

En este sentido cuando me arranqué a escribir empecé a analizar el absurdo de la protección intelectual. Mostré mi indignación creciente a medida que iba descubriendo como en nombre de esa supuesta protección intelectual, lo que se hacía era cada vez crear más y más leyes a favor de un reducido grupo de privilegiados. Estos en su mayoría muy poco tenían que ver con la creación intelectual y sí con el enriquecimiento personal por la intermediación y un control exclusivo basado precisamente en estos privilegios legales. Apropiacionismo intelectual sería un nombre más apropiado. Privilegios, enriquecimiento a través de leyes que finalmente iban en contra de derechos fundamentales del resto de ciudadanos.

Más adelante empecé a interesarme y seguir la situación política a través de la prensa primero y de otros blogs después tras comprobar la inutilidad de querer averiguar algo por la prensa. Mucha gente repudia la política, motivos no faltan. Al final tú puedes pasar de los políticos, pero ellos no pasan de tí ya que todas sus decisiones te afectan y casi nunca para bien.

En seguida ví también el mismo efecto que se producía en el apropiacionismo intelectual en otros ámbitos. Muy notoriamente en la corrupción urbanística que asoló este país hace unos pocos años y que en parte es causa de la crisis que padecemos ahora mismo.

Comprendí que el denominador común siempre está en que hay alguien con poder que hace un mal uso de él. Idealmente este poder debe ser controlado y los que abusan de él castigados severamente. Pero esto muy raramente se produce ya que los encargados de controlar son los mismos que ocupan ese poder. ¿Van a tirar piedras contra su propio chiringuito? Evidentemente no, y lo único que hacen de vez en cuando es darnos un chivo expiatorio como carnaza para contentar las conciencias de la sociedad y aparentar que todo funciona como se supone.

Estoy hablando por supuesto de poder político y organismos del Estado, que son los que pueden redactar leyes y obligarnos a su cumplimiento.

Según iba adentrándome en la actualidad política me fuí tropezando con blogs que abogaban por una limitación de estos poderes. Tanto por el abuso que supone como principalmente porque reducen tu libertad, que probablemente sea el bien más preciado que poseemos y por la que han luchado muchas generaciones. Todo ello cuadraba perfectamente con lo que venía yo observando e hizo que me diese cuenta de que yo era liberal (libertario en términos anglosajones) y sobre todo que había llegado a ello por razón y convicción, no por el seguimiento de unos ideales que podían ser muy bonitos pero que finalmente no resistieron el análisis de la razón ni la tozuda prueba de la realidad.

Anuncios

Torres, el nuevo Raúl

Hoy hablamos de fútbol. No va a ser una temática habitual en este blog. Comparto aquí un comentario que no he podido hacer en la web Ecos del Balón por problemas técnicos míos.

Por cierto os recomiendo vivamente a Ecos del Balón si buscáis buenos análisis técnicos de fútbol y sobre todo un debate de mucha calidad y alejado de forofismos.

Aquí va el comentario:

Ante todo decir que no he escuchado todavía el podcast.

Tema Torres. Cada uno tiene sus filias y sus fobias. Abel me ha convencido en el pasado con Marcelo, un jugador que no me gustaba y del que ahora le veo cualidades de grande. Pero eso no me pasa con Torres que siempre me pareció mucho menos de lo que se decía en la prensa y en algunos foros. Quizá esta fobia condicione mi opinión, pero intentaré justificarla. Valga como “disclaimer”.

Centrandome en este mundial. Primero decir que Torres está en muy mala forma. Lo peor de todo es a lo que o liga y como condiciona el equipo. Por poner a Torres de 9 obligas a que Villa se vaya a la banda izquierda. Siendo Villa bastante buen regateador tampoco es ningún crack en ello y él lo intenta una y otra vez en acciones muy lucidas pero pocas veces efectivas (gol ante Honduras). Lo peor es que Villa está muy alejado de la portería y por lo tanto prescindes automáticamente de su olfato de gol.

Segunda consecuencia de la presencia de Torres. Al estar la izquierda ya ocupada por Villa, se vió durante mucho rato a Iniesta en la banda derecha. Allí no aportó practicamente nada. Solo de vez en cuando se venía al medio y allí sí que se asociaba con Xavi en unas pocas jugadas. En el Barsa está acostumbrado a la izquierda y allí sí podría hacer daño como ya ha demostrado pero en la derecha no.

Así pues la presencia de un Torres en mala forma hace que de un plumazo disminuyas enormemente las prestaciones de tus dos jugadores más decisivos: Villa y un Iniesta que aun al 70% es don Andrés.

He leído a más de uno alabar los movimentos y desmarques de Torres y los huecos que genera. Puede que no los sepa ver. Pero si hubiese generado tanto hueco España habría generado un chorreo de ocasiones de gol mientras Torres estuvo en el campo y no fue así, casi no tiramos a portería.
De hecho tanto contra Paraguay como contra Portugal tras ser sustituido Torres el equipo mejoró, particularmente contra Paraguay.

Está claro que es un jugador con calidad y que claro que puede hacer gol pero yo creo que Torres, al menos este Torres, resta mucho más que suma. Sobre todo teniendo jugadorazos en el banquillo.

El hecho de que el “debate Torres” se parezca tanto al “debate Raúl” (hay que ponerlo por narices aunque no haya rascado bola) da que pensar.

Primeros 62 céntimos de IVA

Ayer me llegó la primera factura con el nuevo IVA.

Factura_IVAAl 18% han sido 5,56 € de impuesto.

Con el anterior tipo al 16% hubiesen sido 4,94 €.

La subida de impuestos me ha salido por 62 céntimos.

Esto sólo en esta factura. Quedan todas las que vendrán. Hasta final de año casi 4 euros en teléfono, en sólo 6 meses.

Para una persona con un gasto mensual anterior a la subida de (pongamos por ejemplo) 600 €, tenemos que tras la subida de impuestos se tiene que gastar 610,34€ con los mismos productos. 10€ más al mes = 120€ al año…

Encima hay que aguantar los tristes intentos de engañarnos de la Vicepresidenta o de la iluminada Leire Pajín, que delatan su nula altura intelectual y el respeto que tienen a la inteligencia de la ciudadanía española.